Los portales de negocios son espacios que las empresas ponen a disposición de sus clientes y prospectos, en donde ofrecen una serie de productos ya clásicos, que pueden ir desde servicios de correo electrónico, agendas personalizadas o comercio electrónico, hasta servicios de atención al cliente, consulta de datos de facturación, o acceso a aplicaciones de todo tipo. Lo normal es que estos servicios sean acompañados con una serie de contenidos que enriquezcan la oferta de la empresa con un cierto valor añadido; estos contenidos pueden ser de contenido generalista o centrados en un sector o área de actividad.

El portal de negocios es una plataforma que se caracteriza por ser un centro de conexión entre negocios y usuarios; es un sitio que conjuga todo tipo de herramientas de información, relación y colaboración tales como:

  • Contenidos relevantes, descripciones, blog posts, artículos, videoblogs, podcasts, webinars, presentaciones y documentos para descargar que responden las preguntas de negocio de los usuarios.
  • Se presentan aplicaciones para interactuar, encuestas, cuestionarios, servicios y software que ayuden al empresario a evaluar, simular o ejecutar acciones con el apoyo de aplicaciones que le permitan tomar decisiones con base en el aprendizaje y relaciones con la red.
  • Implica metodologías de colaboración, mejores prácticas de vinculación para que los emprendedores y/o empresarios puedan sumar esfuerzos, compartan sus planes de corto, mediano y largo plazo, con el objeto de que resulten valores comunes y la red se autogenere.

Las características mencionadas se adecuarán a las necesidades del dueño del portal; y las mismas, se podrán consultar y usar en forma síncrona o asíncrona, puesto que, a éste espacio le corresponde ser una fuente de interacción dónde los usuarios puedan preguntar, experimentar tener soluciones de contenido que permitan ganar relevancia y reputación a las personas, empresas, comunidades y redes. La amplitud de operaciones e información que se maneja en un portal, va de la mano con el uso que el propietario del mismo requiera para fomentar la interrelación con los visitantes de su espacio.

Muchas personas en algún momento, hemos llegado a confundir e-commerce con e-business, creyendo que el uso de los términos es indiferente; sin embargo, son conceptos disimiles, que nada tienen que ver entre si. El e-commerce está orientado para ser un espacio de intercambio y se centra en las transacciones de bienes y servicios entre un comprador y un vendedor, mientras que el e-business engloba a todo el proceso que se lleva a cabo para gestionar un negocio online, lo cual, incluye algunas de las siguientes actividades

  • Inbound marketing.
  • Promociones de ventas.
  • Gestión del Stock.
  • SEO
  • e-mail marketing.

Como puede entenderse e-business es un concepto más amplio que el de e-commerce, de hecho, éste forma parte de aquel, puesto que es un tipo de negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *