Todos esperamos que la informática nos simplifique la vida, nos haga el trabajo más fácil y rápido de hacer, sin embargo, en oportunidades no encontramos que tan solo con el abrir el programa ya comenzamos a estresarnos y el agotamiento mental hace mella en nuestra efectividad y terminamos “combatiendo” contra el sistema tratando de avanzar en nuestras tareas.

Los software poco amigables pueden desbordar nuestra paciencia y afectar negativamente nuestra productividad

Nótese, según estudios realizados por la neurociencia, el hombre tiene ciclos clave del cerebro que oscilan entre 90 y 110 minutos y nos permiten mantener la atención. De igual manera, otros estudios han demostrado que la atención sostenida sólo puede mantenerse durante cortos períodos de tiempo que no superan los 15 minutos. Ahora bien, imagina que pasa ese tiempo tratando de hacer que el software te colabore, obviamente tu productividad descenderá de manera abrumadora.

Es por ello, que se necesita que los avances tecnológicos vengan con la aplicación de la simplicidad, menos por más, herramientas poderosas, pero con un manejo sencillo, sin tantas vueltas para llevar a cabo un proceso que se entiende que no es fácil, pero eso, es lo bonito de la informática que lo hace parecer sencillo.

Normalmente, la frustración nos invade cuando el programa no trabaja como esperamos

Un sistema, en el cual, tengas que avanzar, devolverte, avanzar y convencerlo para que siga con el proceso, es como tomarse una capsula de “desamino operacional”. El desarrollo debe permitir que lo complejo y tedioso sea transformado en algo divertido y rápido de hacer, para alcanzar tal objetivo se requiere aplicar HCI (del inglés, Human Computer Interaction) es una disciplina relacionada con el diseño, evaluación, desarrollo y estudio de los fenómenos que rodean los sistemas informáticos para uso humano, es decir que estudia la interacción Persona-Ordenador lo cual tiene como objetivo crear software usable, seguro y funcional.

Cuando hablamos de usabilidad es un concepto que se refiere a la necesidad de crear sistemas:

  • Eficientes
  • Efectivos
  • Seguros
  • Útiles
  • Fáciles de aprender
  • Fáciles de recordar
  • Fáciles de utilizar

Para alcanzar las características mencionadas los desarrolladores de software necesitan contar con la experiencia de usuario que implica estar en conocimiento, y tomar en cuenta, aspectos tales como: satisfacción, diversión, entretenimiento, motivación, estética, creatividad o emociones que se despertaría en el usuario común.

Si la mayoría de los desarrolladores tomase en consideración estos detalles, lograría software correctamente orientados para el usuario, que no se cansaría mentalmente peleando con el sistema, sino que trabajarían perfectamente coordinados de manera que los errores se minimizarían, la velocidad de respuesta ante cualquier inconveniente sería más rápida y por su puesto la productividad a nivel personal y empresarial aumentaría  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *